Sobre la censura gubernamental

colegial.png

Un gobierno que censura información con la escusa de proteger a sus ciudadanos de información falsa es, por definición, un gobierno deficiente.

Por un lado, si la información censurada fuera verdadera, quiere decir que el gobierno miente. Por lo tanto, el gobierno es corrupto y descarado, dispuesto a atropellar las libertades individuales de sus ciudadanos con fines egoístas.

Por otro lado, si la información censurada es realmente falsa, quiere decir que el gobierno no confía en que sus ciudadanos tengan la madurez intelectual como para discernir entre lo verdadero y lo falso.

Este último escenario es también aterrador, ya que da indicios de que el gobierno no se preocupa por que sus ciudadanos tengan acceso a educación de calidad, ya sea por descuido, o porque es más fácil gobernar a ciudadanos iletrados.