Culpable

abaroa.jpg

Hace 3 días me llamaron, notificándome que tenían una resolución con mi nombre, y que debía recogerla, estos últimos días han sido geniales; he estado trabajando al lado de personas maravillosas, a las que considero como semi dioses, todos ellos con un dominio excepcional de las herramientas que manejan, solucionando problemas reales: héroes anónimos que hacen al mundo un poco mejor día a día… he estado aprendiendo harto de ellos! pero una vez más, esta llamada marcó un alto.

No pude ir ese día, ni al día siguiente… así que tuve que pasarme por procesos ayer. Yo, al igual que muchos de ustedes, ya sabíamos lo que decía la resolución, incluso antes de que me la entregaran, así que sólamente la recibí, la metí en mi mochila, y me fui a un lugar apartado para asegurarme que decía lo que creía. La resolución determinó que soy culpable.

La sentencia no es tan mala, de entre los peores casos, este resultado fue el mejor para mí. El castigo? la suspensión de un semestre de todas mis actividades en la UMSA. No es tan malo, tal vez hasta sea saludable dejar la universidad por un tiempo, porque eso me impulsará a aprender cosas nuevas, a conocer personas, a contribuír a la sociedad con mi trabajo… pero voy a extrañar al Guild, pese a que casi nunca pudimos pasar clases, estabamos comenzando a ser una comunidad, y estaba empezando a encariñarme con todos los gamedevs de la carrera.

La sentencia no es tan mala, podría haber sido peor: podrían haberme obligado a disculparme, y eso nunca habría pasado, a lo que le habría seguido una larga lucha judicial.

No me mal interpreten, tal vez yo sí estaba dispuesta a ofrecer una disculpa por algunas cosas que entiendo que hice mal (pero que creo firmemente no ameritan un proceso), como generalizar las críticas negativas a todos los docentes, sé que hay algunos, muy pocos, que son muy buenos, y se merecen el doble de respeto por luchar contra un sistema tan corrupto. También como escribir críticas en el examen, ya que el examen es una herramienta de medición que debe respestarse; pero cómo espera un docente que sus alumnos respeten dicha herramienta, si él mismo no le da el respeto que merece?

De cualquier forma, no estaba dispuesta a disculparme bajo la presión legal de un proceso universitario, y si yo me disculpo contigo, puedes estar seguro de que es porque entiendo que lo que hice está mal, y no por hipócrita, o por miedo a tu enojo, o porque quiera algún favor, o porque “el mundo da vueltas”, como en una ocasión cierta señora me sugirió.

Podría apelar, ya que el caso fue iniciado con tenores xenofóbicos, y la sentencia fue dictada argumentando que no digo la verdad (pese a que sí la digo). Pero no voy a apelar… el castigo en sí no es muy malo, y el hecho de que apele no va a hacer que las cosas salgan mejor para la universidad.

La universidad ya está condenada, está podrida desde sus raíces, es algo que muchos de ustedes ya sospechaban, pero ahora yo puedo estar segura de ello. Y para los que están fuera de la universidad, me temo que las cosas se pintan de forma parecida. Tal vez la única forma de crear algo bueno en la universidad, sea de forma clandestina y anónima, sin presupuesto ni aulas, ni política, tal y como lo hacen las células de estudio, y si es necesario albergar a cierto tipo de  docentes, sólamente para que estas células de estudio existan, tal vez deberíamos simplemente dejarlo como está, intentar aprobar de forma anónima y rápida nuestras materias, y aprender todo lo que podamos de nuestros compañeros.

No estoy sugiriendo que hagas nada ilegal, pero esto no habría pasado si yo hubiera protegido mi identidad, si hubiera ejercido mi libertad de expresión de forma anónima, si no hubiera incluído el nombre del docente en la entrada de blog (tal vez un pseudónimo)… tal vez creando una historia “ficticia”, contada con animalitos y analogías, una parábola. Así que, la próxima vez que estés por gritarle a algún cuenta-falsa “cobarde! da la cara!”, por favor, reconsidera que si esta persona diera la cara, podrían procesarla por compartir lo que piensa.

No puedo decir que la noticia no me haya golpeado duro, porque sí lo hizo, es decepcionante saber que las cosas funcionan de esta forma, yo ya sabía que funcionaban así, desde que admitieron el caso, desde que en colegio me castigaban por hacer respetar mis derechos, dsede que mis compañeros me rechazaban por seguir mis principios, pero no quería aceptarlo… si hubiera prestado más atención en colegio, habría aprendido que debes mantener un perfil bajo y cobijarte en el anonimato: tratar de encajar. Pero ya estoy acostumbrada a los golpes duros, este tipo de procesos te curten y te fortalecen.

Hasta cierto punto, es bueno que esto haya pasado, porque he tenido la oportunidad de darle una probada a lo que el mundo denomina “justicia” sin sufrir consecuencias muy malas, y ahora, gracias a todos aquellos que querían hacerme daño, soy más fuerte y tengo un poco más de conocimiento de cómo funcionan las cosas.

Podría seguir luchando, podría protestar pacíficamente frente al monoblock… pero no lo voy a hacer. Lo siento. Ahora estoy segura de que esto no nos llevaría a ninguna parte, no va a cambiar nada en la universidad, el daño ya está hecho, y no hay nada que pueda hacer para revertirlo. Hice todo lo que pude para defender nuestra libertad de expresión, pero he perdido y ya no hay nada más que pueda hacer… perdón, desde lo más profundo de mi corazón.

La única victoria para la libertad de expresión, habría sido que el proceso se rechace en la sala de admisiones… así que tal vez la guerra ya estaba perdida desde el momento en el que ellos lo admitieron.

Y a todos los que me ayudaron, y me dieron palabras de apoyo, les agradezco enormemente su ayuda, este proceso me habría destruido de no ser por ustedes… sólamente soy una persona, y tal vez menos, no soy ni muy valiente, ni muy fuerte, pero sus palabras de apoyo, sus consejos y sus gestos de solidaridad me dieron la valentía para seguir luchando, la inteligencia para aminorar las consecuencias negativas y la fuerza para no volverme sínica.

Cuando desarrollé el prototipo del juego sobre la guerra del pacífico, bajo la tutela de la Lic. Brígida, investigué más a fondo este incidente, y leí con más atención la historia de Eduardo Abaroa, su valentía y su irracional estrategia para defender lo que amaba, hicieron que entrara automáticamente a mi lista de héroes personales… este caso ha hecho que mi perspectiva cambie, y aunque Abaroa sigue siendo uno de mis héroes favoritos, ya no quiero ser como él. Alejandro Salamanca, un buen amigo mío, me dijo en una ocasión: “soldado que huye pelea en la siguiente batalla”, creo que es un buen consejo.

Y a tí, que luchas por un mundo mejor, a todos los niños rebeldes sometidos a un régimen déspota en los colegios y escuelas (si es que llegaran a leer esto), les ruego que reconsideren este caso, y que protejan su identidad… pero nunca dejen de luchar! el mundo es un lugar horrible y lleno de injusticias, pero también es un lugar bello, y si buscas lo suficiente, vas a encontrar esa belleza escondida en los ojos de algun ser especial, en el corazón de un lugar, o en el calor de una comunidad, y es por preservar esa bellezar por lo que todos debemos seguir luchando.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s